Download 12-Alcmán y Estesícoro PDF

Title12-Alcmán y Estesícoro
TagsHelen Of Troy Lydia Sparta Poetry Homer
File Size815.4 KB
Total Pages24
Document Text Contents
Page 1

[ BIBLIOTECA DE RECURSOS ELECTRÓNICOS DE HUMANIDADESE-excellence – Liceus.com

Page 2

BIBLIOTECA DE RECURSOS ELECTRÓNICOS DE

HUMANIDADES



para red de comunicaciones Internet




ÁREA: LITERATURA GRIEGA














Liceus, Servicios de Gestión y Comunicación S.L.

C/Rafael de Riego, 8- Madrid 28045

http://www.liceus.com e-mail: [email protected]

Page 12

Manuel Sánchez Ortiz de Landaluce – Alcmán y Estesícoro


2006, E-EXCELLENCE – WWW.LICEUS.COM 11


Laconia. Sin embargo, el esquema métrico de este término se opone a su modificación; a

su vez, en el v. 87 se la denomina Aotis, apelativo relacionado con la aurora (dorio Aó–s), al

igual que Ortria. Esta diosa del alba ha sido identificada con Helena, Ilitía o Hera; Gentili o

Silveira, por su parte, abogan porque es Afrodita, ya mencionada en el v. 17.

El pháros (v. 61), la ofrenda a la diosa, es glosado en los escolios como “arado”; no

obstante, es considerado por lo general un peplo o vestido sagrado.

El partenio suele interpretarse como uno de los ritos que constituían la ceremonia en

honor de Aotis: las jóvenes elevarían este canto mientras Hagesícora y Agido realizaban (o

se disponían a realizar) la ofrenda a la divinidad; acto seguido, tendría lugar una especie de

carrera-danza en la que habían de enfrentarse a otro grupo; así se colige de los vv. 8s. del

Partenio de Astimelesa (fr. 3, 1 PMG), “[la canción] me incita a marchar al certamen (gr. agó–

n), en el que no cesaré de agitar mi rubia cabellera”. Aunque no hay certeza sobre la

función y naturaleza exacta de esta celebración, al decir de parte de la crítica sería un ritual

de iniciación de las doncellas, su transición de la infancia a la adolescencia y de acceso al

matrimonio; un ritual de presentación ante la comunidad de las doncellas casaderas. Para

otros, se trataría de una fiesta de renovación, de comienzo de año, con la que se pretendía

lograr para la ciudad felicidad y abundancia. Sea como fuere, se considera que el partenio

era ejecutado en una ceremonia pública, ante la comunidad espartana.

En cambio, Gentili sostiene que el partenio es “una especie de canto epitalámico

destinado a un ritual interno de las comunidades de muchachas” espartanas, con el que se

celebraba “una ceremonia iniciada dentro del tíaso (cofradía)”, similar a las uniones entre

doncellas de Lesbos conmemoradas por Safo. En su opinión, se festejan las nupcias de

Hagesícora y Agido; con ellas, llamadas “palomas” por ser éstos los animales consagrados

en el mundo antiguo a Afrodita, rivalizan las demás jóvenes, que llevan a la diosa un arado,

ofrenda votiva del vínculo conyugal; es una lucha amorosa, un último intento a un tiempo de

separar a Agido de la corego y de atraer a éstas hacia ellas por medio de sus adornos y

encantos naturales. A la luz de esta interpretación adquieren mayor sentido los vv. 73-77,

expresión de los sentimientos homoeróticos de Agido por diferentes muchachas, olvidadas

ahora a causa de Hagesícora: “ya no marcharás junto a Enesímbrota para decirle: «ojalá

Astáfide fuese mía, y me mirasen Filila y Demareta y la encantadora Viantemis», sino

«Hagesícora me hace estremecer»”. A las muchachas, sabedoras de que sus atavíos, su

belleza o sus palabras no pueden atraerlas ya a su amor, no les resta sino invocar a Aotis,

identificada por el italiano con Afrodita, quien sanará sus penas de amor.

Para concluir con el partenio, cabe señalar que, en lo que hace a aspectos formales,

es objeto de controversia, además de la extensión del poema, su estructura métrica: hay

unanimidad entre los autores en que se trata de una composición monostrófica, no así en lo

Page 13

Manuel Sánchez Ortiz de Landaluce – Alcmán y Estesícoro


2006, E-EXCELLENCE – WWW.LICEUS.COM 12


que se refiere a su esquema, pues si bien se ha considerado tradicionalmente que las

estancias estaban compuestas de catorce versos, Sicking distingue sólo doce, al agrupar

en dos los últimos cuatro de la interpretación mayoritaria. Según Vara, cada estrofa

presentaría tres secciones (dos, para otros): una primera de ocho versos, en una

alternancia de dímetros trocaicos catalécticos (también llamados lekyvthia) y enoplios

coriámbicos (denominados por West hagesicóreos por el nombre de la corego del partenio);

una segunda, de cuatro versos, de los que los dos primeros son trímetros trocaicos y los

segundos dímetros trocaicos; y una tercera, de dos versos, que se han venido analizando

como tetrámetro dactílico y tetrámetro dactílico cataléctico, con una penúltima posición de

cantidad alternante; precisamente, en esta variación se cimenta la tesis de Vara de un

poema de doce estrofas de catorce líneas estructuradas en cuatro unidades de tres

estrofas, de las que la primera se corresponde con la tercera, con penúltima posición breve,

y la segunda con la cuarta, de penúltima larga.



B. El Partenio de Astimelesa.

El partenio de Astimelesa (fr. 3 PMG) es igualmente una composición monostrófica,

de estancias en este caso de nueve versos, de la que se han conservado restos de ciento

veintitrés líneas, el proemio y la sección final del centro.

Los primeros versos muestran la usual invocación a las Musas, puesta en boca de

una primera persona de género femenino: ”Olimpíades, mi corazón anhela oír la voz que

entona una bella melodía”, la cual ”disipa de mis párpados el dulce sueño y me incita a

marchar al certamen, en el que no cesaré de agitar mi rubia cabellera” (vv. 1-9). Según los

autores, sería cantada ya por la corego, ya por el coro en su conjunto.

La sección mítica, que abarcaría unos cincuenta versos, se ha perdido por completo,

pues cuando el texto de nuevo resulta legible, a partir del v. 61, nos hallamos ya en la parte

“actual”. El coro, en singular, expresa los sentimientos que en cada una de sus integrantes

despierta la corego, Astimelesa, en el momento en que se encamina a realizar la ofrenda,

“un deseo que afloja los miembros” (v. 61). Como en el partenio del Louvre, estos versos

reflejan una pasión homoérotica; las coreutas elogian a su jefa, al tiempo que expresan su

ansia de que corresponda a sus deseos amorosos, aun cuando su actitud al pasar entre

ellas sugiere idéntica situación a la expresada en aquel poema: es “dulce; pero nada me

responde, sino que con la guirnalda como un rutilante astro que surca el cielo… pasa entre

nosotras con delicados pies” (vv. 63-70); “ojalá me quisiera, y acercándose me tomara de

mi suave mano; al punto yo me volvería su suplicante” (vv. 79-81).

Los escasos restos conservados nos impiden conocer incluso la diosa en honor de

la que se realizaba la ofrenda; algunos la identifican con Helena o Afrodita, por el contenido

erótico del poema; Cuartero, por su parte, sostiene que el tipo de guirnalda, denominada

Page 23

Manuel Sánchez Ortiz de Landaluce – Alcmán y Estesícoro


2006, E-EXCELLENCE – WWW.LICEUS.COM 22


estos poemas, de ejecución monódica, tendrían una estructura triádica: proemio exhortativo,

centro constituido por la fábula ejemplificadora, y parénesis final.



4. LA LENGUA DE LA LÍRICA CORAL.
Según hemos mencionado, tradicionalmente se ha considerado que la lengua de la

lírica coral era una lengua literaria, artificial, calificada de dorio jonizante u homerizante por

mezclar el dórico con formas jónicas procedentes de la épica homérica. De igual modo, se

afirma que Alcmán no compuso sus poemas en esta lengua, sino en el dialecto laconio, con

préstamos de la dicción épica, según se colige tanto de los fragmentos conservados como

de la afirmación realizada por Pausanias: “el deleite que producen sus poemas no lo

estropeó la lengua de los laconios, la menos eufónica" (III 15.2). No obstante, en un estudio

reciente, G. Hinge defiende que Alcmán no escribió en laconio, sino en la misma lengua

que el resto de la poesía arcaica, en la que la influencia de la épica no era insignificante,

como se creía, sino que estaba profundamente enraizada en ella; sin embargo, sus poemas

fueron posteriormente objeto de reiteradas ejecuciones en festivales de Esparta, y para ello

se adaptaron al dialecto vernáculo, siendo éste el texto editado en época helenística, en

vez de una versión revisada de un texto arcaico.


5. SELECCIÓN BIBLIOGRÁFICA

La edición más acreditada de estos poetas es la de D.L. Page, Poetae Melici Graeci (PMG),
Oxford 1962 (repr. 1967), que se completa con otras obras del mismo autor, Lyra Graeca Selecta,
Oxford 1968, Supplementum Lyricis Graeci (SLG), Oxford 1974, y otros fragmentos publicados en el
volumen XLV de los Oxyrhynchus Papyri, Oxford 1977; la edición de M. Davies, Poetarum Melicorum
Graecorum Fragmenta, vol. I. Alcman, Stesichorus, Ibycus (PMGF), Oxford 1991, ha aportado nuevos
fragmentos de Estesícoro, apenas de Alcmán. Resultan igualmente de gran interés las ediciones de A.
Garzya, Alcmane. I. Frammenti, Nápoles 1954, acompañada de comentario, y de Cl. Calame, Alcman,
Roma 1983, con traducción y comentario. Para el partenio del Louvre, contamos con las ediciones
comentadas de D.L. Page, Alcman. The Partheneion, Oxford 1951, y C.O. Pavese, Il grande partenio
di Alcmane, Amsterdam 1992. Una edición y comentario de la Gerioneida de Estesícoro, se halla en
D.L. Page, “Stesichorus: The Geryoneis”, JHS 93, 1973, 138-154. En lo que respecta a traducciones
españolas, se pueden citar la de F.R. Adrados, Lírica griega arcaica, Madrid 1980; una selección de
sus fragmentos ha sido recogida en las Antologías de J.L. Navarro – J.M. Rodríguez (Madrid, Akal,
1990), J. Ferraté (Barcelona, Sirmio, 1991) y C. García Gual (Madrid, Alianza, 1980).


Ofrecemos a continuación una selección de trabajos en castellano o publicados en España,

además de algunos otros de gran relevancia.

Alfageme, I.R., “El sueño de la naturaleza. Alcmán Fr. 89 Page”, CFC 15 (1978) pp. 13-52.
Balasch, M., “Todavía sobre la patria de Alcmán”, Emerita 41 (1973) pp. 309-322.
Calvo, J. L., “Estesícoro de Hímera”, Durius 2 (1974) pp. 311-342.
Cataudella, Q., “Lirica greca in Sicilia: Stesicoro”, en Intorno ai lirici greci. Contributi alla

critica del testo e all´interpretazione, Roma 1972, pp. 83-102.
Cuartero, F., “La poética de Alcmán”, CFC 4 (1972) pp. 367-402.
--""--, “El Partenio del Louvre”, BIEH 6 (1972) pp. 23-76.

Page 24

Manuel Sánchez Ortiz de Landaluce – Alcmán y Estesícoro


2006, E-EXCELLENCE – WWW.LICEUS.COM 23


Fernández Galiano, M., “La lírica griega a la luz de los descubrimientos papirológicos”, I
Congreso Español de Estudios Clásicos, Madrid 1958, pp. 59-180.

--""--, “Iris Murdoch, Alcmán, Safo y la siesta”, EClás. 57 (1969) pp. 97-107.
Gentili, B., “Historicidad de la lírica griega. La poesía de los tíasos”, en R. Bianchi Bandinelli

(ed.), Historia y civilización de los Griegos, vol. II: Orígenes y desarrollo de la ciudad.
El arcaismo, Barcelona 1982, pp. 118-124.

de Hoz, J., “El género literario de la Gerioneida de Estesícoro”, en Homenaje a Antonio Alvar,
Madrid 1972, pp. 193-204.

López Eire, A., “Estesícoro en el marco de la literatura griega: sus precedentes”, EC 19
(1975) pp. 1-32.

-- "" --, “Estesícoro, autor de Palinodias”, EC 73 (1974) pp. 313-345.
--""--, “Un poeta llamado Estesícoro: su encuadramiento cronológico”, EC 71 (1974) pp. 27-

60.
Martos Montiel, J.F., Desde Lesbos con amor: homosexualidad femenina en la Antigüedad,

Madrid 1996.
Morenilla Talens, C. – Bañuls Oller, J.V., “La propuesta de Eurigania (P.Lille de Estesícoro)”,

Habis 22 (1991) pp. 63-80.
Pòrtulas, J., “La llum d´Agido”, Reduccions 73-74, Monogràfic Segimon Serrallonga (2001)

pp. 221-227.
Rodríguez Adrados, Fr., Orígenes de la lírica griega, Madrid 1976.
--“”--, El mundo de la lírica griega antigua, Madrid 1981.
--“”--, Sociedad, amor y poesía en la Grecia antigua, Madrid 1995.
--“”--, “Alcmán, el Partenio del Louvre: estructura e interpretación”, Emerita 41 (1973) pp.

323-344.
--“”--, “Propuestas para una nueva edición e interpretación de Estesícoro”, en El mundo de la

lírica griega antigua, Madrid 1981, pp. 259-310.
Salvador, J.A., “Estesícoro, Gerioneida, fr. S15 PMGF col. ii, v. 16: estudio métrico-textual”,

Cuadernos de Filología Clásica (Estudios griegos e indoeuropeos) 5 (1995) pp. 181-
192.

Schneider, J., “La chronologie d´Alcman”, REG 98 (1985) pp. 3-64.
Suárez de la Torre, E., “De la lírica al teatro (observaciones sobre la poesía de Estesícoro)”,

en Teatro clásico y teatro europeo, Burgos 1993, pp. 53-62.
Silveira Cyrino, M., “The identity of the goddess in Alcman´s Louvre Partheneion (PMG 1)”,

The Classical Journal 100.1 (2004) pp. 25-38.
Vara, J., “Cuestiones alcmánicas”, Habis 6 (1975) pp. 9-21.
Villarrubia Medina, A., “El amor en la poesía lírica griega de la época arcaica” en M. Brioso

Sánchez - A. Villarrubia Medina (eds.), Consideraciones en torno al amor en la literatura
griega antigua, Sevilla 2000, pp. 11-78.

Similer Documents