Download Bruce G. Trigger - Historia del pensamiento arqueológico PDF

TitleBruce G. Trigger - Historia del pensamiento arqueológico
File Size20.6 MB
Total Pages466
Document Text Contents
Page 1

BRUCE G. TRIGGER

HISTORIA
DEL PENSAMIENTO

ARQUEOLÓGICO

Page 2

H u h / q o x / p / 4

D. ° UÍÍ
t •fclSoíS’

Quedan rigurosamente prohibidas, sin la autorización escrita de los titulares del copyright,
las sanciones establecidas en las leyes, la reproducción total o parcial de esta obra por cual<
medio o procedimiento, comprendidos la reprografía y el tratamiento informático, y la disti
ción de ejemplares de ella mediante alquiler o préstamo públicos.

Título original:
Á HISTORY OF ARCHAEOLOGICAL THOUGHT

Traducción castellana de ISABEL GARCÍA TRÓCOLI
Revisión de SÍLVIA GILI

Cubierta: Enric Satué
© 1989: Cambridge University Press, Cambridge
© 1992 de la traducción castellana para España y América:

Editorial Crítica, S.A., Aragó, 385, 08013 Barcelona
ISBN: 84-7423-530-8
Depósito legal: B. 556-1992
Impreso en Espafia
1992.—HUROPE, S.A., Recaredo, 2, 08005 Barcelona

Page 233

EL FUNCIONALISMO EN LA ARQUEOLOGÍA OCCIDENTAL 2 3 9

va evolucionista multilineal inherente. Pero Childe en aquel tiempo no estaba
fundamentalmente preocupado por la evolución cultural. Afirmaba categóri­
camente que «las revelaciones de la arqueología ... ponen al descubierto, no
la evolución abstracta, sino la interacción de los múltiples grupos concretos y
la mezcla de contribuciones procedentes de diversas regiones lejanas» (Childe,
1928, p. 11). Al igual que otros arqueólogos europeos, aceptaba que las cada
vez más complejas tecnologías se habían desarrollado en primer lugar en el Pró­
ximo Oriente y después en Europa. Pero consideraba a los seres humanos poco
inventivos por naturaleza y confiaba en gran medida en la difusión y en la mi­
gración para explicar el cambio cultural. Al final de New L igh ton the M ost
Ancient East, se les decía a los lectores que el objetivo principal del libro era
justificar «la doctrina general de la difusión cultural» (Childe, 1934, p. 301).
Tampoco su punto de vista materialista era completo en aquel tiempo. Aunque
interpretaba algunos cambios económicos como respuesta a estímulos medioam­
bientales, muchas de las innovaciones las atribuía, como Montelius, al ejerci­
cio espontáneo de la inteligencia humana para lograr un mayor control sobre
la naturaleza y hacer más fácil y más segura la vida humana. A pesar de todo,
gracias al examen de cómo las actividades económicas desencadenaban el cam­
bio dentro de las culturas, Childe había ayudado a estrechar la separación en­
tre las reconstrucciones estáticas de las culturas prehistóricas y el recurso de
los factores externos para explicar el cambio que había caracterizado sus pri­
meros estudios histórico-culturales.

C h il d e y l a a r q u e o l o g ía so v ié t ic a

En 1935 Childe visitó la Unión Soviética por vez primera. Durante su estan­
cia conoció a arqueólogos rusos, visitó museos y recogió información sobre re­
cientes descubrimientos arqueológicos relacionados con la prehistoria de Euro­
pa oriental (S. Green, 1981, pp. 76-77). Quedó impresionado por el abrumador
apoyo del gobierno a la arqueología, por la gran escala en la que se desarrolla­
ban las investigaciones arqueológicas y por el uso que se hacía de los hallazgos
arqueológicos para la educación pública. Sobre todo, quedó fascinado por los
esfuerzos de los arqueólogos soviéticos por explicar lá prehistoria según los pro­
cesos internos de las sociedades y a partir de conceptos materialistas explícitos.
El trabajo de los soviéticos dejaba en evidencia la estrechez de las investigacio­
nes económicas de Childe, que no se avenían con el enfoque marxista según
el cual las fuerzas y las relaciones de producción jugaban un papel principal
en la determinación del carácter general de las sociedades.

A partir de su propia experiencia, Childe no aceptó por completo el progra­
ma de la arqueología soviética. Rechazó la adopción del detallado esquema de
formaciones socioeconómicas u otras formulaciones unilineales sobre la evolu­
ción social. Posteriormente criticaría el enfoque soviético ya que obligaba a los

Page 234

2 4 0 HISTORIA DEL PENSAMIENTO ARQUEOLÓGICO

arqueólogos a asumir desde el principio la veracidad de aquello que estaban
encargados de demostrar (Childe, 1951, pp. 28-29). Además, no veía claro cómo
los arqueólogos podían esperar inferir muchos de los detalles específicos de la
organización social que pudiesen relacionar esta formulación con su trabajo.

También se negó a dejar de considerar la difusión como un factor principal
que promovía el desarrollo cultural. Para Childe, la difusión era un concepto
que tenía importancia moral. La toma del poder por parte de Hitler en la Ale­
mania de 1933 le había hecho ser muy consciente del desastre que había su­
puesto para ese país el entretejido de la arqueología con los movimientos polí­
ticos racistas. Mucho antes, había recurrido a la difusión como el antídoto a
las teorías nacionalistas de Kossinna y otros arqueólogos álémáñes. Ahora, como
los arqueólogos boasianos en los Estados Unidos, argumentaba que el cada vez
mayor progreso cultural era el resultado del final del aislamiento entre grupos
vecinos y de la reunión en una escala siempre creciente de las innovaciones de
todas las ramas de la familia humana (Childe, 1933a, b). Debido a esto, le do­
lió que los arqueólogos soviéticos, bajo la influencia de Nikolay Marr, hubie­
sen rechazado este concepto. Aunque estaba de acuerdo en que los arqueólo­
gos debían de tratar por todos los medios de explicar los cambios en referencia
al desarrollo dentro de las culturas y a las alteraciones del medio ambiente, afir­
maba que «no puede ir en contra del marxismo» recurrir a la difusión para
explicar la expansión de la domesticación de los animales y de las plantas y,
por extensión, muchas otras clases de ideas (Childe, 1946a, p. 24).

También rechazó dejar de tener en cuenta la tipología, que él consideraba
esencial para la construcción de cronologías regionales y para trazar las influen­
cias culturales entre regiones. Tenía poco respeto por la manera tan poco seria
en que los arqueólogos soviéticos manejaban estas cuestiones. En 1957, descri­
bió las cronologías prehistóricas de éstos como una serie de vagas conjeturas
con poco futuro que «no [le] atraían, y aún menos [le] convencían» (Daniel,
1958, p. 66). Su experiencia como arqueólogo prehistoriador le llevó a incorporar
a su propia obra lo que él consideraba las importantes innovaciones de la Unión
Soviética, aunque rechazando lo que según él eran deficiencias. En la era postes-
talinista los arqueólogos soviéticos han confirmado la sabiduría de su elección,
y han empezado a trabajar para modificar precisamente aquellos rasgos de la
temprana arqueología soviética que Childe halló discutibles.

Tras su visita a la Unión Soviética, Childe intentó sustituir su énfasis inicial
en los factores económicos como principal causa del cambio social por análisis
que concordasen mucho más con los principios marxistas. También prestó aten­
ción por vez primera a la evolución cultural, tópico de interés teórico que había
conservado su importancia entre los investigadores marxistas pero que no ha­
bía sido tratado de manera significativa ni en sus escritos ni en los de la creati­
va arqueología de Europa occidental desde 1880. En el curso de una década
publicó tres libros que trataban de la evolución cultural: Man Makes Himself
(1936), What Happened in History (1942a) y Progress in Archaeology (1944a),

Page 465

4 7 4 HISTORIA DEL PENSAMIENTO ARQUEOLÓGICO

La arqueología colonial en A m é r i c a ........................................... \11§P
La arqueología racista en África . .................................... . 1 2 7

La arqueología en Nueva Z e l a n d a .................................................. 135
La prehistoria australiana . . . . . . . . . . 1 3 7
El legado de L u b b o c k ........................................................................141

5. La arqueología h istó rico -cu ltu ra l.................................................. 144
El d i f u s io n is m o ............................................................................... 146

La síntesis de Montelius sobre la prehistoria europea . . . 150
El concepto de cultura . . . . . . . . . . 156
Kossinna y el enfoque histórico-cultural........................................... 157
Childe y The Dawn of European Civilization . . . . . 1 6 1

La arqueología n a c i o n a l .................................................................Ipi7
La arqueología histórico-cultural en Norteamérica . . . . % 7|í|
Los desarrollos técnicos ................................................................. 186

C o n c lu s io n es ...................................................................................... 195

6. La arqueología s o v i é t i c a .................................................................197
La arqueología en la Rusia z a r i s t a .................................................. 198
La arqueología durante la Nueva Política Económica . * . 201
El nacimiento de la arqueología soviética . . . . * . 205
C onsolidación...................................................................................... 215
Desarrollos recientes ........................................................................ 221

C o n c lu s io n e s ...................................................................................... 228

7. El funcionalismo en la arqueología o c c id e n ta l .............................230
El desarrollo de la antropología s o c i a l ........................................... 231
Funcionalismo a m b ie n ta l .................................................................233
Enfoques eco n ó m ico s........................................................................236
Childe y la arqueología s o v i é t i c a .................................................. 239
Childe como arqueólogo m a r x is ta .................................................. 243

Grahame C l a r k ............................................................................... 247
El primer funcionalismo en los Estados U nidos.............................254

... El enfoque conjuntivo ,....... ......................................................... 258
La arqueología ecológica y de los asentamientos . . . . 262
C o n c lu s io n e s ...................................................................................... 269

8. El neoevolucionismo y la Nueva A r q u e o lo g ía .............................271
El neoevo luc ion ism o ........................................................................271
La Nueva Arqueología........................................................................276
La teoría de sistemas . ................................................................. 283

El antihistoricismo...............................................................................292
La arqueología c a ta c l í s m i c a ..........................................................298
C o n c lu s io n es ............................................................................... ..........304

Page 466

ÍNDICE 475

9. La explicación de la diversidad .................................... ....... . . 307
El contacto entre s o c ie d a d e s ......................................................... 308

El neohistoricismo . ' . . . ........................................... .. 314
El idealismo y el neomarxismo . . ' ...........................................317
La arqueología contextual . . . ........................................... 323
La arqueología como ella misma . . . . .............................332

Conclusiones ........................................................................ ....... . 340

10. La arqueología y su contexto social.................................................. 343
Los objetivos de la arqueología......................................................... 343
Arqueología: historia y c ien c ia ......................................................... 345

Críticas relativistas . . . . . . .. . . . . .. 351
Las colecciones de datos y las generalizaciones empíricas . . 354

Diálogo i n t e r n o .............................................................................. 357
Limitaciones de la inferencia c o n d u c t i s t a ....................................362

Los logros de la arqueología .......................................................... . 365
Diálogo externo ............................................................................... 369
El panorama f u t u r o ....................................................................... 375

Ensayo bibliográfico . ........................................................................379
B i b l io g r a f í a .............................................................................................395
índice alfabético .................................................. ....... . .. . . 441
índice de f i g u r a s ............................ .........................................................471

Similer Documents