Download El Toro Por Las Astas PDF

TitleEl Toro Por Las Astas
TagsReligion And Belief
File Size8.0 MB
Total Pages49
Document Text Contents
Page 1

3 teatro de

Page 2

EL T O R 0
POR LAS ASTAS

Vosotros sois la sal de la tierra; pero si la sal se desvirtzia, i q u i h
la salard? Ni para la tierra es util, ni aun para el estercolero; la
tiran fuera. El que tenga 0 2 0 s para oir, que oiga.

(San Mateo, 5.13. San Lucas. 14.34,35)
.

Cuando se encienda la luz se verd:
SaMn de un prostitulo de mala muerte, sbrdido, miserable.
U n largo sofd, dos sillones -1as tres piezas de color id f inado, al-
gunos resortes a1 aire-, seis o siete sillas, remedos de mesas, con
manteles sucios de vino y de tiempo; vasos, botelhs vachs; un anti-
guo am'mo, malamente remendado con t a b h de cajbn, encima un
destartalado tocadiscos. Pegados a 10s muros, desnudos recortados
de diarios y revistas.

Escenario en semipenumbras. Llegan, encogidas, sigilosas, dos di-
fwasfiguras humanas. Se mueven lentas, pesadas.

v 0 Z M A D E - Prende po.
V 0 z J A Q U E - EspCrate. 2Tai segura que 10s Verdu-

V o z MADE-Si .
V 0 Z J A Q U E - <Ye1 Antonio?
V 0 z M A D E - No, ese anda dando giieltas por ahi toa-

J A Q U E - Esto no me gusta. {Par quC volvimos p'ack?
v 0 Z M A D E - Porque aqui 10s morimos PO.
V 0 z J A Q u E - (Despuks de una breve pawa) Yo no me

V 0 Z M A D E - Es lo mismo.
V 0 z J A Q u E - No PO, no es lo mismo. Cuando una se

muere porque le toca no tiene n l que alegar, per0 cuando

316

gos si'acostaron?

via; per0 61 no importa.

he muerto; me mataron.

Page 24

en el barrio? “El expreso de medianoche”. No, yo creo que
tenimos que hacerlo como lo hacen toos nomas: o sea que
primer0 10s aseguramos el trago y el mastique y despu6s 10s
ocupamos de Dios. . . Con too respeto, <ah?

L u c i A - No, tenimos que sufrir. ?Si no como va poder
demostrar la fe una?

A N T 0 N I 0 - Claro, pa demostrar la fe, hay que tener
mas paciencia que caballo e feria y mas aguante que bombo
e circo; porque muchas veces la galla se muere, sin saber 10s
resultados de la demostra de fe qu’esta haciendo.

v I C T 0 R - Voh te callai, arrollao e cuncuna, esto es se-
rio, no tenis na qu’estar metiendo la cuchara a caa rato.

A N T O N I o - Chis, pucha qu’es solidario, tno le ha dao
nunca por meterse a. . .

L U C I A - iYa, d6jense de gue. . .lesiar! (A Antonio) Par-
tiste hacer lo que te dije. Y callao, no andis abriendo el tarro
por ahi: si se me llena de gente aqui, no vamo a sacar na.

A N T 0 N I o - No hay cuidao, sefiora; a quien se le va a
ocurrir hacer lo que hace ust6: la gente humilde no juega
con la religion.

L u C i A - (Indignada) tQui6n te dijo que yo’staba ju-
gando?

A N T 0 N I 0 - Los hechos, sefiora. Per0 yo no dije eso,
lo pens6 nomas, jue “La vieja del tajo en forma de cruz” la
que lo dijo.

V i C T 0 R - A esa vieja la echaron del infierno por en-
vidiosa, no le hagai caso, Lucia.

A N T 0 N I 0 - Tiene un tajo en forma de cruz, por algo
sera.

L U C f A - iQu6 m’importa a mi que tenga un tajo en
forma de sandia si quiere, yo no tengo na que ver con ell4
ni con nadie!

V I C T 0 R - (Pausa breve) Per0 puee tener razon, ?ah?
Voh no sabis na las mansas escobitas que deja Dios cuando
s’espanta (golpea el libro); aqui dice PO. Y esta es una casa
e. . .

L U C f A - iToos tenimos derecho a Dios, yo s6 lo que

338

Page 25

F=-
hago! (A Antonio) iYa, anda a1 tiro donde te mandC! (Anto-
nio no se mueve) i Anda PO!

A N T 0 N I 0 - tSabe, seiiora? Taba pensando. . . An-
dan hartos vivarachos por ahi que se la’stin dando de Mila-
greros.. .

L U C i A - iY0 quiero a1 verdadero; no me vengai na
con pillerias, porque te niato!, tentendis?: jte mato, desgra-
ciao!

A N T 0 N I 0 - No, si yo le decia nom& pa encontrarlo
mis rapido. . . 0 sea que se pueen haber tirao toos pal ce-
rro, pa hacer la pari. Pero la “Vieja del tajo en forma de
cruz”, lo conoce: dice qu’ella me lo puee mostrar.

L u c f A - (Y cuinto te cobra?
A N T 0 N Io - Na; lo unico que quiere es darle un beso

en la cara, pa ver si se le borra el tajo.
L u C i A - (Perpleja) (Un beso?. . . tUn beso?
VicTOR-Igualque.. .
L U C i A - (htranquih, nerviosa) Callate, callate. . .
A N T 0 N I 0 - (Que hago? (Le digo que giieno?
LUCiA-YonosC,nosC.. .
V f C T 0 R - (Leyendo) “Uno d’ellos, Caifas, qu’era sumo

sacerdote ese aiio, les dijo: Vosotros no sabis na, (no com-
prendis que conviene que muera un hombre por el pueblo
y no que perezca too el pueblo? No dijo esto de si mis. . .

L u c i A - (Alterada) 2QuC’stai diciendo?
V i C T 0 R - Na PO: toi leyendo (muestra) aqui dice.
L U C 1 A - t Y por quk leis eso?
V i C T 0 R - Voh me dijiste que leyera PO.
L U C i A - Per0 esa parte, ipor quC leiste esa parte!
v i C T 0 R - Porque sale aquf PO.
ANTONIO-Giieno, CquC hago, seiiora? UstC es la

L U C i A - iTrielo. . . traelo p’aci como sea!

A N T 0 N I 0 - T a bien PO, si lo dice ustC. . (Se vu lam-

V f c T o R - <Par quC no te limpiai las. . .

que tiene que decidir.

(Breve silencio)

pi4ndose las manos)

339

Page 48

entiendan, desgraciaos! (Busca, acosado) iEspkrense, esp6-
rense aqui!
(Sale. Ruido de golpes sobre tablas, crujir, estruendo.)

L U C i A - CQue'sta haciendo! iQU6 hizo!
(Quiere ir a ver. La rodean, la atajan.)

J A Q U E - iDCjalo, El sabe!
M A D E - (Deslumbradu) iLos vino ayuar, 10s vino

ayuar.. .
(Una c l a d a d viene de afuera. Es una claridud recia, dura.)

M A D E y J A Q U E - (Asustadas, emocionadas) i b puerta,
abrio la puerta. . .

M I L A G R E R 0 - (Entrando) No jui yo: jue la mano de
Dios, la mano enoja. Per0 no la ab& na: ila echo abajo! (Se-
riala) El que quiera vivir, salga. iSalgan corno salieron del
vientre de su rnadre; corn0 salen las piedras de las rnanos,
corno sale el fuego de 10s palos! iSalgan 10s presos por ellos
rnismos, 10s presos por 10s dernas; 10s ternerosos, 10s escon-
dios! (Enajenado) i Lloren 10s salvajes rnatadores, 10s falsos
adivinos que reparten consuelos rnentirosos: Iloren, por-
que han s i 0 derribas las puertas! iEstalle la gran indigna-
cion de las viudas, de 10s harnbrientos, de 10s sin pega! iEs-
cuchense larnentos de saquiaores; aullios de fieras resue-
nen por el fin de la gloria de su poder!

L U C i A - (Desesperadu) iNo, no; no queriarnos eso, no
lo esperabarnos pa eso!. . .

M I L A G R E R o - iSalgan, salgan! Lleven la via por las
calles, como lleva el padre al hijo, vayanse por las trernen-
das, por las anchas alarneas! iNo hay na escondio: el Brbol
del bien y del mal, el arbol de la via: es la via! iCornan, co-
man d'ella! iCornan, co. . . (Queda inmbvil, perplejo)

(El Milagrero siente que se le acaba la uida; pero no experimenta
dolor, sblo ira y estupefaccibn.)

M I L A G R E R O - - N o , no, ccmpadre, no me haga
esto!. . . UstC es el rey de 10s reyes, no puee echar su fuerza
contra mi, yo soy un pobre gallo, no es justo. . . iPa que me
echo al rnedio de 10s afligios entonces!, itenia que contarles

J A Q U E - CQu6 le pasa? iQu6 le pasa!

362

Page 49

'
la firme! NO me pare el corazbn, ifior, no sea asi. . . Puta, ' jpero si jue ustk el que me hizo decirles eso!. . . i N O sea asi,
no sea asi, iiior!. . .

1 (Habla, apostrofa, pero no se escucha. Es una muerte blanca, una
l muerte sin dolor fisico. Pero el Milagrero se ve hasta el ultimo lle-

no de co'lera y terror. Victory las tres mujeres, que znconsciente-
mente dun a1 hecho una connotaczdn sobrenatural, no zntentan in-
teruenir; antes bien, retroceden, no quisieran ni siquiera mirar: es

1 como si viesen a Dios upretandole el cuello a1 Milagrero. Antonio,
trds una breve indecisidn, vu hacia 61 y trata de ayudarle. Pero ya
nuda se puede hacer.)

(Lentamente, el peso de lo perdido, va rompiendo el temor superti-
cioso dentro de ellos.)

M A D E - ~ Q u k hacimos?. . . <Que vamo hacer ahora?
A N T 0 N I 0 - (Tras una breve pausa) Ustedes, no sC PO;

L U C i A - (A1 Milagrero. Lenta) Levantate. . .
V i C T 0 R - ( A Antonio, que se vu) iNo te podis ir. . .
A N T 0 N I 0 - Tengo qu'irme. Siempre que alguien

abre una puerta, yo salgo. . . Chao Jaque, chao Made.
(Sale. Victor hace amago de seguirlo; se detiene. Queda mirando
hacia afuera.)

(Mecdnicamente, Jaque pende la radio. Baila su disco, ahora a1
son de Ins balas, p ' tos , carrerus, etc., que brotan de la radio.
Made, en actitud de absoluto desamparo, rompe el delantal.)

LuCiA-(Absurda , loca) El Oscar quiere ver la Luz,
quiere que lo dejen ver la luz no mas, levantate, lev5nta-
te. . .
(Queda s610 el sonido de las balas, las drdenes y 10s gn'tos.)

A N T o N I 0 - No hay caso: le fa116 la cuchara.

lo qu'es yo, tengo qu'irme.
,
I

L U C I A - ilevantate, levantate!

1

I
F I N

363

Similer Documents