Download Ensayo Modelo-Económico-Keynesiano PDF

TitleEnsayo Modelo-Económico-Keynesiano
File Size107.4 KB
Total Pages10
Table of Contents
                            Socialismo Utópico
                        
Document Text Contents
Page 1

https://es.wikipedia.org/wiki/Macroeconom%C3%ADa
https://es.wikipedia.org/wiki/Efecto_multiplicador
https://es.wikipedia.org/wiki/Pol%C3%ADtica_fiscal
https://es.wikipedia.org/wiki/Crisis_c%C3%ADclicas
https://es.wikipedia.org/wiki/Recesi%C3%B3n
https://es.wikipedia.org/wiki/Ingreso
https://es.wikipedia.org/wiki/Empleo
https://es.wikipedia.org/wiki/Demanda_agregada
https://es.wikipedia.org/wiki/Grupo_de_Bloomsbury
https://es.wikipedia.org/wiki/Grupo_de_Bloomsbury
https://es.wikipedia.org/wiki/Econom%C3%ADa
https://es.wikipedia.org/wiki/Literatura
https://es.wikipedia.org/wiki/Filosof%C3%ADa
https://es.wikipedia.org/wiki/Estad%C3%ADstica
https://es.wikipedia.org/wiki/Matem%C3%A1ticas
https://es.wikipedia.org/wiki/Historia_econ%C3%B3mica
https://es.wikipedia.org/wiki/King's_College_(Cambridge)
https://es.wikipedia.org/wiki/Inglaterra
https://es.wikipedia.org/wiki/Brit%C3%A1nica
https://es.wikipedia.org/wiki/Royal_Economic_Society
https://es.wikipedia.org/wiki/Universidad_de_Cambridge

Page 2

monopolio), dejan de tener vigencia los principios de la escuela clásica (viejo liberalismo),
surgiendo la necesidad de crear una nueva teoría económica basada en la nueva práctica.

Los economista de la época asumieron el reto de crear una nueva teoría económica, de
ellos el más destacado fue, sin duda alguna Keynes; quien en 1936 publico su libro “The General
Theory of Employment, Interest and Money” (Teoría general del empleo, interés y el dinero), en
el cual se enuncian los principios básicos de lo que se ha dado en llamar el Keynesianismo; este
libro se ha convertido en obligatorio en todas las escuelas de economía del mundo.

La crisis se originó, como se mencionó anteriormente, por la desaparición de la
competencia perfecta, consecuencia de la acumulación de capital y al desarrollo tecnológico
producto de las dos revoluciones industriales que dieron origen a grandes empresas, a esto se
unió el surgimiento de una mercado de capitales altamente especulativo sin ninguna supervisión
de parte del Estado Norteamericano, debido a que la concepción del viejo liberalismo le impedía
intervenir, ocurriendo numerosas estafas con empresas “fantasmas”, lo que provoco un desorden
muy grande en el mercado de capitales, que condujo a la pérdida de confianza con él, causando
la caída dramática de la bolsa de New York en Octubre de 1929, el llamado jueves “negro”.

3. Principios de la Teoría Keynesiana
Keynes rechaza la idea del pleno empleo de factores de producción, (para la época eran
solo los recursos naturales, el capital y el trabajo, de hoy día considera un cuarto factor: la
tecnología), en situación de equilibrio económico, y sostiene que el equilibrio puede lograrse con
un nivel de desempleo de estos factores de producción: existe una tasa “natural” de desempleo.

Asume que la competencia perfecta ya no existe, esta sería una situación excepcional, por
lo que el mecanismo de la “mano invisible” estaría seriamente cuestionado. Keynes descubre la
existencia de los ciclos económicos.

Defiende la existencia de la propiedad privada de los medios de producción (capital y
recursos naturales), y la formación de precios por la oferta y demanda; aunque esta consiente de
la necesidad de la intervención del estado, para evitar que el exagerado individualismo, que
defendían los liberales del siglo XVIII, se convierta en un problema que ponga en peligro el
equilibrio de la economía.

Es partidario de la utilización de subsidios solo en situaciones excepcionales, como lo es la
fase baja del ciclo económico en el cual el Estado podrá subsidiar a estas empresas para que no
desaparezcan con la condición de que mejoren su productividad para que posteriormente en la
fase de auge del ciclo puedan competir y con el pago de impuestos el Estado pueda recuperar lo
que les otorgo en subsidios.
Keynes no rechaza la teoría de las ventajas comparativas, que establece que cada país debe
dedicarse a producir y a exportar principalmente aquello en que es más eficiente.

Page 3

El análisis macroeconómico keynesiano puede resumirse de la siguiente manera:
 El ingreso total de una sociedad depende del volumen del empleo de los factores de

producción.
 El ingreso tiene dos destinos: el consumo y el ahorro
 El ahorro posteriormente se convertirá en inversión, si hay un beneficio atractivo.
 El porcentaje del ingreso que se destina al consumo. Se llama propensión al consumo y

el que se destina al ahorro, se llama propensión al ahorro. La propensión al consumo
depende del ingreso y por tanto del empleo

 El empleo de los factores depende de la demanda efectiva (capacidad de compra de la

sociedad en su conjunto), la cual se descompone en demanda para el consumo y
demanda para la inversión.

 En estado de equilibrio la demanda agregara total (demanda de toda la sociedad) será

igual a la oferta agregada total (oferta de todos los oferentes de la sociedad en su
conjunto).

 La demanda agregada está determinada por la propensión al consumo, e indirectamente

por el volumen de inversión.
 El empleo depende de la oferta, de la propensión al consumo y de la inversión.
 La inversión depende de la eficacia marginal del capital (relación entre los beneficios

esperados por una unidad adicional de capital y el costo de esa unidad adicional del
capital) y el costo de oportunidad del dinero, que esta representado por la tasa de
interés del mercado financiero.

 La tasa de interés depende de la cantidad de dinero en circulación y de la preferencia de

liquidez.

4. Modelo Keynesiano Simple o de la Cruz Keynesiana
El modelo keynesiano simple, introducido originalmente por Paul Samuelson, es también
llamado del multiplicador simple o del multiplicador-acelerador, etc.

El modelo asume que hay capacidad de producción no utilizada y que los precios son los
de producción. En esa situación, un aumento de demanda puede llevar a un incremento de la
producción con un efecto mínimo sobre los precios.

Adicionalmente se asume que tanto la inversión como los gastos de gobierno están
determinados por factores externos al modelo (son variables exógenas) (Por ejemplo: el gobierno
se puede endeudar para invertir) y que la economía es “cerrada” (es decir, no hay intercambios
con otros países o economías).

Si la economía estuviera en equilibrio walrasiano, el consumo o "demanda agregada" sería
equivalente a la producción (todo lo producido sería consumido y todos los ingresos sólo
vendrían de lo que se vende).

Page 4

En esa economía el ingreso del conjunto de la población sólo puede venir de la suma de
todo lo que se haya gastado en consumo (el consumo de unos es ingreso de otros) más lo que sea
el gobierno gaste y lo que se invierta. Ese ingreso agregado constituye entonces la Demanda
agregada.

El consumo de los hogares depende del ingreso disponible (ingresos menos impuestos)
pero hay un “consumo mínimo” (sin el cual no se sobrevive). Ese consumo es denominado
Consumo Autónomo. Adicionalmente no todo lo que recibe como ingresos se utiliza
inmediatamente en consumo. Una fracción ya sea se ahorra o se mantiene “en los bolsillos”,
como reserva líquida. Esa fracción depende de la Propensión marginal al consumo.

5. Ruptura con la Dogma Clásica

Keynes refutaba la teoría clásica de acuerdo a la cual economía, regulada por sí sola,
tiende automáticamente al pleno uso de los factores productivos o medios de producción
(incluyendo el capital y trabajo). Keynes postuló que el equilibrio al que teóricamente tiende el
libre mercado, depende de otros factores y no conlleva necesariamente al pleno empleo de los
medios de producción.

El liberalismo económico clásico supone que cuando se produce un bien se han producido
también los medios para la compra de otros bienes (en la medida en que una vez producido podrá
ser directa o indirectamente mediante el uso de dinero intercambiado por otros bienes). Sugiere
que para fomentar crecimiento económico no hay que penalizar la producción: a más producción,
más bienes que intercambiar, más intercambios, Así, en el largo plazo, no solo todo lo que se
produce es lo mismo que todo lo que se compra, sino que todos están interesados en que el
sistema funcione a máxima capacidad (se logra un equilibrio entre la producción y la demanda
agregada que tiende al máximo uso de los "recursos económicos", incluyendo el pleno empleo).
En esa situación lo racional es utilizar inmediatamente cualquier ingreso, dado que mantener
dinero sin uso no produce beneficios.

Say creía que no podía haber comprador sin un productor, pero que si podía haber
productor sin que hubiera comprador por lo que, el consumo sería consecuencia y recompensa de
la producción y no al revés. Keynes invierte la Ley de Say. Para él no es la producción la que

https://es.wikipedia.org/wiki/Propensi%C3%B3n_marginal_al_consumo
https://es.wikipedia.org/wiki/Demanda_agregada
https://es.wikipedia.org/wiki/Demanda_agregada

Page 5

determina la demanda, sino la demanda la que determina la producción. Esto porque los
empresarios invierten sobre la base de una percepción central (la diferencia entre la tasa de
interés y la tasa de ganancia) a mayor diferencia en favor de la última, incluso en términos
estrictamente clásicos, lo más posible es que se invierta. Pero esa tasa de ganancia depende de la
demanda. Mientras tanto, los consumidores consumen o “ahorran” (defieren consumo) no sólo
cuando la tasa de interés sube, sino también en relación a la percepción de la evolución futura
tanto de sus ingresos como de los precios de bienes de consumo. Se establece así una relación
compleja. Keynes aduce que el problema comienza cuando contemplamos el circuito económico
en su conjunto (lo que introduce la macroeconomía). Sucede que las decisiones acerca del ahorro
y las decisiones acerca de inversiones las hacen personas distintas y, posiblemente, en momentos
diferentes. Sigue con que no hay necesidad de que esas decisiones tengan que coincidir. Keynes
va más lejos, sugiriendo que la situación tiende dado una serie de factores, entre los cuales el
principal es una tasa de interés excesiva a oscilar alrededor de un punto en el cual los recursos no
se utilizan efectiva o plenamente, ya que tal tasa de interés tiende a deprimir la economía en
general: un interés excesivo reduce la demanda por capital financiero y, consecuentemente, por el
trabajo, lo que reduce el nivel del agregado de salarios, lo que implica la reducción general de
consumo, lo que a su vez significa que la tasa de ganancia disminuye, lo que nuevamente reduce
la demanda de inversiones, en un círculo vicioso.

Keynes postuló que, en ciertas situaciones, y contrario a lo planteado por la visión clásica,
es económicamente racional no gastar dinero. Por ejemplo, si los precios están bajando es
racional no comprar hoy porque con el mismo dinero se comprará más la semana que viene. Por
el mismo motivo, disminuye la cantidad de gente interesada en utilizar préstamos (los ahorros de
otros): si los precios bajan, no solo se comprará más la semana que viene, sino que las tasas de
interés, sueldos, etc., serán menores. Igualmente, una baja del empleo o de los salarios
amenazando futuros ingresos- puede llevar a otra en la demanda, y por lo tanto a una baja en la
producción, llevando a su vez a más desempleo. Así, sucede que la economía establece un punto
de equilibrio nuevo (llamado equilibrio macroeconómico o keynesiano) donde convive
perfectamente en una situación lejana de la utilización óptima de los medios de producción.
Específicamente, en la década de los 30 del siglo XX, durante la Gran Depresión, con una alta
tasa de desempleo. Joan Robinson clarifica que, en una situación de competencia imperfecta
como lo es en realidad el sistema capitalista sucede que las empresas pueden aumentar sus
ingresos ya sea bajando precios a fin de producir y vender más o produciendo menos pero
manteniendo o incluso incrementando los precios. Esta última “solución” implica no solo menos
demanda por insumos, sino también por trabajo es decir, tiende a ser una situación en la cual los
recursos no son plenamente empleados y explica perfectamente el gran desempleo observado en
ciertas circunstancias -específicamente, durante la gran depresión- al mismo tiempo que la
mantención o, incluso, el incremento de la tasa de ganancia en algunas empresas en esos
periodos.

Page 6

Así pues, dado que la relación “ahorro igual a la inversión” no se establece solo o
automáticamente a través de la acción del mercado y esa falla tiende a resultar en crisis,
parecería conveniente encontrar alguna manera de armonizar esas variables. Keynes postula que
la única fuerza capaz de hacer eso es el Estado.

Para entender el funcionamiento real de la economía y sus diferencias con los esquemas
formales del dogma clásico, especialmente del punto de vista de que sucede cuando el ingreso
aumenta, Keynes desarrolló los conceptos de propensión a consumir o propensión marginal al
consumo, propensión marginal al ahorro; multiplicador keynesiano del gasto o de la inversión,
eficiencia marginal del capital (o tasa de ganancia: el beneficio que genera la inversión,
descontando de esos beneficios futuros los intereses pagados para financiar dicha inversión.”) Y
preferencia por la liquidez (“Tendencia que muestran las personas a escoger activos líquidos
frente a otros de más difícil realización").

Rasgos Distintivos del Socialismo
1. Socialismo

El socialismo es una ideología política económica y social que busca que todos los bienes,
las tareas, los trabajos y los derechos de una sociedad, sean repartidos igualitariamente entre los
miembros de la misma, de manera que todos tengan el mismo nivel y no exista una jerarquía,
evitando, de esta manera, la discriminación y el clasismo.

El principal representante de esta ideología que se confunde en muchas ocasiones con el
comunismo, (lo cual es entendible pues comparten la mayoría de sus características), fue Karl
Marx quien trabajó muy de la mano con Federico Engels; ambos exponían que las diferencias
sociales nos llevaban a la infelicidad y por lo tanto a la mediocridad, su teoría implicaba que al
haber seres superiores e inferiores, los últimos se verían segregados por aquellos que tuvieran el
poder, trabajarían más y su ganancia sería menor, por lo que no buscarían superarse, creando una
sociedad que se estancaría.


2. Características Principales del Socialismo
La principal característica del socialismo, es que se opone al capitalismo, es decir a la idea
de que aquel que posea más bienes es “mejor”, esta ideología es un tipo de mercadotecnia para
que la población compita unos contra otros, logrando mantener la economía del país, afectando
la de los individuos.

Es imparcial, lo que significa que independientemente del origen étnico o económico, el
socialismo, busca que todos tengan las mismas oportunidades. Algunos socialistas incluso

Page 7

exponen que un conductor de taxi y un doctor, deberían tener el mismo sueldo, de manera que no
exista competencia entre ellos y puedan convivir pacíficamente.

Uno de los principales lemas del socialismo es “no a la propiedad privada” lo que nos dice
que el gobierno controla todas las propiedades, empresas, casas, automóviles y todo, de manera
que no haya nadie superior y todos tengan lo mismo, para así eliminar la competencia, pero si
esto se analiza cautelosamente, nos estamos refiriendo a un monopolio, lo cual no es sano para la
economía de un país.

Otra de las grandes características del socialismo es que es utópico, es decir, un ideal, algo
que no se puede alcanzar, pues a final de cuentas, la persona o institución que controle estas
propiedades tendrá que ser superior, de la misma manera, está comprobado psicológicamente que
el ser humano necesita de la competencia para querer superarse y no estancarse. En la actualidad
hay países que se gobiernan bajo el comunismo, que como se mencionó es muy similar al
socialismo, algunos son Cuba, Vietnam, China y Corea del Norte.

3. Ventajas del Socialismo
 Se acaba la propiedad privada de los medios de producción (tierra, fábricas, finanzas).

Las propiedades y lo que no es medio de producción se mantiene como propiedad
privada.

 Se van acabando las diferencias de clases sociales y con ello los problemas derivados

de su existencia.
 La salud se torna asunto social y no es de privatización.
 la educación se torna asunto de interés social y todos tienen derecho y acceso libre a

ella.
 La producción atiende a resolver las necesidades básicas de la población.
 La economía se planifica con base en las necesidades sociales.
 La conducción de lo social, lo político y lo económico se logra mediante el Estado

socialista.
 La ciencia, el deporte y el arte, luego de las necesidades básicas, se convierten en

núcleos de interés prioritarios de la planeación social del Estado.
 El socialismo tiende a formar al ciudadano del futuro que vivirá en una sociedad sin

clases, sin guerras, sin grandes diferencias entre los humanos (producción con base en
las necesidades sociales y consumos conforme con las necesidades individuales).

4. Desventajas del Socialismo
 Las mentalidades empresariales y acumuladoras tienen que emigrar porque no hay lugar

para ellos.
 Quien se encarga de esto es el Estado y el Partido y eso crea a lo largo del tiempo, un

grupo de privilegiados.
 El que no tiene potencial o empeño, es reencausado a algo dentro de sus posibilidades y

gustos.

Similer Documents