Download Margaret Little Respuesta Total PDF

TitleMargaret Little Respuesta Total
TagsPsychoanalysis Truth Id Unconscious Mind
File Size125.9 KB
Total Pages22
Document Text Contents
Page 1

GRITA / Grupo de Investigación en Técnica de la Psicoterapia Psicoanalítica
Documentos de Trabajo Nº 5





“R”- LA RESPUESTA TOTAL DEL ANALISTA A LAS
NECESIDADES DE SU PACIENTE1

Margaret I. Little

I. INTRODUCCIÓN:
Cada uno de los temas abordados en este artículo merecería un artículo por sí
solo. Encararlos en conjunto con todas sus imbricaciones me obliga a condensar,
corriendo también el riesgo de no ser comprendida, en razón de la inevitable distorsión
y pérdida de claridad consiguientes. Además, y este artículo se puede hacer largo y
pesado. Espero más adelante, hacer mejor justicia a mis temas, ya que podría
desarrollarlos separadamente.

Las ideas que avanzo aquí son continuación de aquellas que he desenvuelto en
mi artículo “La contratransferencia y la respuesta que a ella aporta el paciente”. He
llegado a ellas por el análisis de mis pacientes a la vez que por mi propio análisis. Las
ilustraré con el material obtenido del análisis de un único paciente. La mayor parte de
los pacientes que he analizado entran en la categoría conocida bajo el nombre de
“psicopatía” y “neurosis de carácter”, algunos de estos pacientes están seriamente
enfermos y perturbados, con una gran angustia psicótica. Ya que la mayor parte de lo
que diré parece aplicarse sobre todo a los pacientes de esta clase, pienso que estas
afirmaciones no deben, en ningún caso, estar limitadas a estos últimos, sino que, por el
contrario, pueden aplicarse, a la vez, a los neuróticos y a los psicoanalistas.



II. EL SÍMBOLO “R”
En mi artículo precedente, he intentado encontrar la definición que mejor
conviene al término “contra-transferencia”, y he indicado que él es esencialmente
utilizado como todo o parte de lo que sigue:

a. La actitud inconsciente del analista hacia su paciente.

b. Los elementos reprimidos no analizados en el analista mismo que el coloca en
el paciente de manera idéntica a la que el paciente “transfiere” sobre su analista
de afectos experimentados hacia sus padres o los objetos de su infancia: el
analista considera a su paciente como consideraba a sus propios padres.

c. Cualquier actitud o mecanismo específico por el cual el analista descubre la
transferencia de su paciente.

d. La totalidad de las actitudes y comportamientos del analista hacia su paciente,
aquí se incluyen todas las actitudes conscientes y las que no lo son.

Humpty Dumpty decía: “ Cuando me sirvo de una palabra quiere decir
exactamente lo que he decidido que quiera decir, ni más ni menos” Y cuando Alicia le
preguntaba cómo era posible hacer decir a las palabras tantas cosas diferentes, él

1 Trabajo original: Little, M. (1957). 'R'—the Analyst's Total Response to his Patient's Needs. Int. J.

Psycho-Anal., 38:240-254. Traducción castellana: A . Gasparino. y J. Castelo; Mayo - Junio 1997
para el Colectivo GRITA

Page 2

Margaret Little R. La Respuesta Total…

2

respondía: “La cuestión es saber cual será la palabra maestra(clave)- eso es todo”.
Nuestra dificultad aquí es encontrar una palabra que no signifique cosas diferentes para
las personas que la utilicen.

Además de la posible confusión entre sus diversos significados, ocurre que el
término “contra-transferencia” está investido de una carga emocional que hace difícil la
discusión. Evidentemente es imposible evitar la confusión o la carga emocional, pero
para reducir ambas a un mínimo, introduciría un símbolo “R” a fin de señalar aquello
de lo que hablo cuando lo defino como siendo “la respuesta total del analista a las
necesidades de su paciente, cualesquiera sean sus necesidades y cualquiera sea la
respuesta”. “R”, entonces, comprende todo lo que es consciente y todo lo que es
inconsciente, todo lo inconsciente que consista en lo que ha sido reprimido (normal o
patológicamente) y lo que no ha sido jamás consciente. En otros términos, ”R”
comprende elementos que pertenecen a la vez al Yo, al Superyó y al Ello del analista.
Esto es lo que corresponde a la cuarta definición mencionada más arriba.

Yo no utilizaré el término de “contra-transferencia” más que para la segunda de
las definiciones y se verá que “contra-transferencia” no es entonces más que una parte
de lo que he denominado “R”.


III. “DEFINICIÓN DE LA “RESPUESTA TOTAL”: “NECESIDADES”

a. Respuesta total.

Al utilizar la expresión “respuesta total”, he deliberadamente elegido una
palabra comodín y clarificaré mi posición en lo que a esto concierne. La utilizo para
agrupar todo lo que un analista dice, hace, piensa, imagina o experimenta en el curso de
un análisis en relación a su paciente.

Todo paciente que llega al análisis tiene ciertas necesidades y a ellas el analista
responde de diversas maneras. La respuesta es inevitable y puede evaluarse. Ella es una
parte indispensable del análisis que contribuye en mucho a su dinámica. Ella resulta de
un equilibrio, de una interacción y de una fusión entre el amor y el odio del analista
hacia su paciente.

Se distingue a menudo lo que el analista dice de lo que hace en las curas de sus
pacientes -”interpretación” y “comportamiento”- y la creencia habitual es que sólo la
interpretación es de un real uso para el paciente. Tal distinción es en sí falsa, porque una
interpretación es parte del comportamiento, lo mismo la forma que se le da o el
momento elegido para hacerla, etc. Esto vale, también, para el apretón de manos que da
o rechaza el analista, las condiciones que él define para el paciente y para él mismo, su
silencio, su escucha, sus reacciones o su ausencia de reacción.

Todo esto es la expresión de sus sentimientos, conscientes o inconscientes. Si lo
consciente es importante, lo que permanece inconsciente lo es aún más, y ejerce una
presión más fuerte de la que imprime lo consciente.

Uno puede imponerse límites y hacer de tal manera que el número de
interpretaciones sea lo máximo , y los otros modos de comportamiento lo mínimo. Pero
una restricción demasiado grande conduce a la rigidez y a la estereotipia.

Tales limitaciones no pueden, en ningún caso, ser absolutas o estandarizadas.
Esto no sería deseable ya que no haría más que introducir demasiado pronto, la
negación de un principio básico como es el valor del individuo (en lo que concierne a sí
mismo y a la sociedad), sea este individuo el analista o el paciente.

Page 11

Margaret Little R. La Respuesta Total…

11

comprendiera su amargura, como Isle había comprendido la desgracia de su infancia, y
la simpatía con ella.

Nada de esto la tocó. Estaba prácticamente fuera de mi alcance; ya no podía
comer ni dormir, no me hablaba más que de Isle a la que idealizaba, y sus fotos
invadían toda la casa.. Veía a Isle en todas partes, en el bus, en la calle, en las tiendas,
corría detrás de ella, para advertir finalmente que se trataba de cualquier otra. Mis
interpretaciones: que ella esperaba de mí que resucitara mágicamente a Isle, que ella
quería castigarme y castigar a su entorno por su desgracia, caían de plano. Ella no podía
tumbarse en el diván. Ensayaba algunos minutos, después se levantaba y daba vueltas
por el despacho, llorando y retorciéndose las manos.

Para mi estaba claro el que su vida estaba en peligro ,bien por riesgo de suicidio
o por desfondamiento. De una manera u otra era necesario poner termino a esta
situación. Finalmente la dije lo doloroso que era su desamparo, no solo para ella y su
familia sino también para mi misma. La dije que pensaba que nadie que la viera en ese
estado podría dejar de sentirse profundamente afectado, que yo sentía pena, con ella y
por ella, en la perdida que ella había soportado.

El efecto fue instantáneo y masivo. En la hora que siguió ella se calmo y no lloro
más. Entonces Frieda, vuelve a ocuparse de los suyos y algunos meses mas tarde
encuentra por fin el apartamento ,más amplio ,que su familia necesitaba desde hacia
años y que ella había declarado hasta entonces inencontrable. Descubre al instalarse en
este apartamento y arreglarlo una dicha que jamás había tenido y que después persistió
y aumentó. Desarrolló sus impulsos reparadores de una manera completamente nueva.

A menudo la había hablado acerca de sentimientos con referencia a mi misma,
pero nunca esto tuvo sentido para ella. Solo los sentimientos verdaderamente
experimentados y manifestados significaban algo. Ella solo recuerda, en este sentido, el
haber dicho a su madre, no sin ironía, que ella la amaba ,que estaba desolada de lo que
la había hecho, y eso por no comentar además, la forma tan ostentadora con la que su
madre expresaba su amor por su padre, amor que a ella, por cierto, la fue negado.

Además yo ya había expresado mis sentimientos en otras dos ocasiones. La
primera vez cuando, escuchando por centésima vez la serie interminable de sus quejas
contra la madre a propósito del dinero, yo también por centésima vez había luchado por
permanecer despierta, me aburría soberanamente y como de costumbre ninguna
interpretación la llegaba, bien que concernieran al contenido de su discurso, sus
mecanismos, transferencias o deseos inconscientes. Así que esta vez la dije que sabia
que la esencia de su discurso tenia poca importancia, que se trataba de una defensa y
añadí que no valía la pena mantenerme despierta mientras que sus repeticiones fueran
tan aburridas. Después de un silencio impresionante, horrible, tuvo una explosión de
cólera triste y me dijo que estaba contenta de que se lo hubiera dicho. Desde entonces el
numero de riñas disminuyó y ella se excusaba pero sus significados permanecían
obscuros. Ahora se que yo era entonces el padre (muerto) a quien ella habría podido
decir lo mala que era su madre, y que la habría ayudado en su infancia a soportar la
enfermedad mental de la misma.

También yo era Isle, la cual la habría acompañado en todas sus dificultades
.Pero si hubiera hecho esta interpretación estoy segura de que no habría encontrado mas
eco que con las otras interpretaciones de la transferencia.

La segunda vez, yo había efectuado algunos arreglos en la decoración y ella
pretendía saber como se tenían que haber hecho las cosas. A menudo ella me daba
consejos muy paternalistas, que yo interpretaba como una voluntad de gobernarme y de

Page 12

Margaret Little R. La Respuesta Total…

12

poseer mi casa, decirme las cosas en lugar que tenerlas que oír de mí. Ese día, uno
después de otro, mis pacientes habían infringido mis consejos. La noche llegó, yo
estaba cansada he ahí que en lugar de hacer una interpretación, sin pensar en lo que
decía exprese con humor: ”Me río totalmente de lo que usted piensa.”. Una vez más al
silencio chocante le sigue el furor, después las excusas, totalmente sinceras. Poco
después ella reconoció que la mayoría de los consejos que ella daba a los amigos o a
personas que ella se encontraba en ocasiones en la calle o en las tiendas, podían ser
ofensivos, y que en su angustia por querer controlar el mundo era tan arrogante y
provocativa como puede llegar a serlo “una mosca en un coche”.

Cuando la comuniqué mis sentimientos a raíz de la muerte de Isle, se lo asocié
con esos dos momentos, y ella me confió que por primera vez desde que había
comenzado el análisis, yo había llegado a ser, para ella, una verdadera persona,
completamente diferente de su madre. Ella había tenido el sentimiento, cada vez que yo
hacia comentarios sobre lo que ella hacia, que yo era su madre y que la decía como
siempre: ”Eres execrable” .Yo sabía y se lo había comunicado, que se trataba de una
manifestación de la transferencia, pero todo sentido de esta interpretación era negado.
Solo podía significar: ”Eres execrable” .Ella me llamaba entonces “La cincuenta y
seisava lección del manual”. Actualmente ella puede establecer una conexión entre el
manual y las revistas para mujeres que leía su madre y puede con la mayoría de sus
manías y quimeras. Mi sentimientos, visiblemente auténticos, diferían de los
sentimientos hipócritas de sus padres. Ellos no la daban a ella y a sus proyectos valor
,valor que sus cosas jamás habían tenido excepto para Isle. En otros términos en el
momento en el que exprese mis sentimientos me transforme en Isle.

A partir de ese momento, las interpretaciones de la transferencia comenzaron a
tener sentido para ella. En adelante las acepta a menudo y añade frecuentemente:
”Usted me lo había dicho ya pero yo ignoraba lo que eso quería decir o aun “Me
acuerdo de habérselo oído decir de diversas formas ...ahora lo entiendo.” poniendo ella
misma en practica lo que siempre había rechazado.

Poco después, por primera vez, un modelo de relación comienza a dibujarse a
propósito del robo y otras acciones impulsivas. Constato que estas no sobrevienen
ahora, excepto cuando su madre la visita. Sin embargo cada vez son más peligrosas. Un
día ella choca con un coche y es seriamente herida cuando iba a su casa después de la
sesión. Yo me pregunto como es que no la ha matado. Otra vez uno de mis vecinos me
interpela: ”Esta mujer que se precipita fuera de su casa y atraviesa la calle sin mirar.
¿No es una de sus pacientes?. Es un verdadero peligro publico”. Otro día, en el que yo
caminaba por la calle principal, no lejos de su domicilio, en un lugar donde la
circulación es intensa, vi a Frieda atravesar 20 metros del paso peatonal, andando
locamente entre los coches poniendo en peligro a cada uno y a ella misma . Como yo la
demostré la relación entre estos hechos y las visitas de su madre y su carácter suicida y
sangriento, ella rechazó esta idea como rechazó la idea de poder caer enferma o como
había rechazado antes todas las interpretaciones de transferencia.

Algunas semanas mas tarde de que su madre estuviese en su casa, la cogen
viajando sin billete - tenía prisa y no tenían cambio- lo que significó tener que
comparecer en el tribunal. Yo la hice un informe diciendo que estaba en tratamiento por
su comportamiento impulsivo, pero que no era por ello una persona menos honesta y
recomendable.(Cosa que es verdad). Esto, al igual que la expresión de mis sentimientos,
la causaron una gran impresión, pues yo decía exactamente lo contrario que decían sus
padres cuando la trataban de mentirosa y ladrona. Su padre había llegado a amenazarla
con matarla si se enteraba de que era una ladrona.

Page 21

Margaret Little R. La Respuesta Total…

21

sabiduría, mucha prudencia al hacer uso de ella. Pero, lo queramos o no, ella contiene
una gran cantidad de energía psíquica, y si queremos aprovechar esta energía, haremos
bien en realizar la experiencia, incluso si tenemos que jugar con ciertos riesgos.

Estoy segura que una experimentación tal, conducida por analistas formados y
competentes, es capital para la difusión y desarrollo del psicoanálisis, pero es
indispensable que se apoye en un fondo de responsabilidad que implica saber reconocer
la contratrasferencia y aceptarla voluntariamente.

Notas Bibliográficas:
1.Balint Alice y Balint Michael (1939),”On transference and counter-transference”.Int. Jour. Psy,20.

2.Freud Sigmund,”La interpretación de los sueños”.(1930)
3.Id.,La tecnica psicoanalítica, PUF.

III. “Sobre el futuro de la terapia psicoanalitica” (1910)
IV. “A propósito del psicoanálisis silvestre.”(1910)
VI. “La dinámica de la transferencia”. (1912)
VII. “Consejos al médico sobre el tratamiento psicoanalítico”.(1912).
XII. “Las nuevas vías de la terapia psicoanalítica”.(1919).

4. Ferenczi Sandor.”Obras completas” Tomo IV.
III. “Elasticidad de las técnicas psicoanalíticas”. (1928).
IV. “Principio de relajación y neocatarsis” (1930).
VII. “Análisis de niños con adultos” (1931).
IX. “Confusión de lenguas entre los adultos y el niño” (1933).
X . “Reflexiones sobre el traumatismo” (No fechada).
XXI. “Notas y fragmentos.”

5. Hill Lewis B. “Intervención psicoterapéutica en la esquizofrenia”.(1955)
6. Little Margaret. “Contratrasferencia y respuesta del paciente”(1951).
7. Orr Douglas. “Transferencia y Contratrasferencia:Una mirada histórica.” (1954). Jo. Am. Psy. Ass. , 2.

REFERENCIAS ORIGINALES

BALINT, ALICE, and BALINT, MICHAEL 1939 'On Transference and Counter-transference.'
Int. J. Psychoanal. 20[à]

FREUD, SIGMUND 1900 The Interpretation of Dreams
FREUD, SIGMUND Papers on Technique.Collected Papers Vol. II. XXV 1910 'The Future

Prospects of Psycho-Analytic Therapy.' XXVI 1910 'Observations on "Wild" Psycho-
Analysis.' XXVIII 1912 'The Dynamics of the Transference.' XXIX 1912 'Recommendations
for Physicians on the Psycho-Analytic Method of Treatment.' XXXI 1913 'Further
Recommendations in the Technique of Psycho-Analysis.' XXXII 1914 'Further
Recommendations in the Technique of Psycho-Analysis.' XXXIII 1915 'Further
Recommendations in the Technique of Psycho-Analysis.' XXXIV 1919 'Turnings in the
Ways of Psycho-Analytic Therapy.'

FERENCZI, SANDOR. Final Contributions to the Problems and Methods of Psycho-Analysis
1956 8 1928 'The Elasticity of Psycho-Analytic Technique.' 10 1930 'The Principles of
Relaxation and Neocatharsis.' 11 1931 'Child Analysis in the Analysis of Adults.' 13 1933
'Confusion of Tongues between Adults and the Child.' 21 'Notes and Fragments.' III. 1931
'Attempt at a Summary. On the Patient's Initiative. Relaxation and Education.' IV. 'Trauma-
Analysis and Sympathy' (undated).

HILL, LEWIS B. 1955 Psycho-Therapeutic Intervention in Schizophrenia
LITTLE, MARGARET 1951 'Counter-Transference and the Patient's Response to it.' Int. J.

Psychoanal. 32[à]
ORR, DOUGLAS W. 1954 'Transference and Counter-transference: A Historical Survey.' J.

Am. Psychoanal. Assoc. 2[à]
SECHEHAYE, MARGUERITE A. 1951 Symbolic Realization 'Transference in Symbolic

Realization' (Read at the Geneva Congress, )1955 Abstract—Int. J. Psychoanal. 37[à]
WINNICOTT, D. W. 'Primitive Emotional Development.' Int. J. Psychoanal. 26:1954

'Psychoses and Child Care.' Brit. J. Med. Psychol. 26 1953 'Transitional Objects and
Transitional Phenomena.' Int. J. Psychoanal.. 34 1953 'Symptom Tolerance in Paediatrics.'

Page 22

Margaret Little R. La Respuesta Total…

22

Proc. Royal Soc. Med. Aug. 1953 Vol. 46 No. 8 Section of Paediatrics.'Mind and its
Relation to Psyche-Soma.' Brit. J. Med. Psychol. 27 1954 'Meta-psychological and Clinical
Aspects of Regression within the Psycho-Analytical Set-up.' Int. J. Psycho-Anal. 36 1955
'The Depressive Position in Normal Emotional Development.' Brit. J. Med. Psychol. 28 1955
'On Transference.' Int. J. Psycho-Anal. 37:1956[à]

Similer Documents