Download Tratado de Sociedades Mercantiles - Tomo i - Joaquin Rodriguez Rodriguez PDF

TitleTratado de Sociedades Mercantiles - Tomo i - Joaquin Rodriguez Rodriguez
File Size13.8 MB
Total Pages509
Table of Contents
                            TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES
ADVERTENCIA A LA PRIMERA EDICION
ABREVIATURAS MAS USADAS
INDICE GENERAL
	TITULO PRIMERO PARTE GENERAL CAPITULO I INTRODUCCION
		CAPITULO II LA SOCIEDAD COMO CONTRATO
		CAPITULO III LA PERSONALIDAD DE LAS SOCIEDADES MERCANTILES
		CAPITULO IV INCUMPLIMIENTO Y FALTA DE REQUISITOS. SOCIEDADES INEXISTENTES, NULAS E IRREGULARES
	TITULO SEGUNDO SOCIEDAD COLECTIVA CAPITULO UNICO
	TITULO TERCERO SOCIEDAD EN COMANDITA CAPITULO UNICO
	TITULO CUARTO SOCIEDAD ANONIMA SU DEFINICION CAPITULO I
		CAPITULO SEGUNDO CONCEPTOS FUNDAMENTALES DE LA SOCIEDAD ANONIMA CAPITAL SOCIAL
		CAPITULO TERCERO CONCEPTOS FUNDAMENTALES DE LA SOCIEDAD ANONIMA: LA ACCION
		CAPITULO CUARTO CONCEPTOS FUNDAMENTALES DE LA SOCIEDAD ANONIMA
		CAPITULO QUINTO CONSTITUCION DE LA SOCIEDAD ANONIMA
		CAPITULO SEXTO DERECHOS Y OBLIGACIONES DE LOS SOCIOS
                        
Document Text Contents
Page 1

JOAQUIN RODRIGUEZ RODRIGUEZ
CATEDRÁTICO DE DERECHO MERCANTIL DE LAS UNIVERSIDADES DE L\ LAGUNA Y V!l.LENOA, DEL
INSTITUTO TECNOLÓGICO Y DE ESTUDIOS SUPERIORES DE MONTERREY. DIREcrOR DEL SEMINARIO
DE DERECHO MERCANTIL Y BANCARIO DE LA UNIVERSIDAD NACONAL AUTÓNOMA DE MÉXICO

TRATADO
DE

SOCIEDADES
MERCANTILES

TOMO 1

CUARTA EDlCION

Revisada y actualizad. por

RAFAEL DE PINA VARA

EDITORIAL PORRÚA, S. A.
'AV. REPUBLICA ARGENTINA, \j

MEXICO, 1971

Page 2

Primera edición: Editorial Porma, S. A., 1947

Derechos reservados por

JOAQUÍN RODRÍGUEZ RODRÍGURZ

Nicolás San Juan, 1717

México 12, D. F.

Copyright © 1971

Esta edición y sus características son propiedad de la

EDITORIAL PORROA, S. A.

Av. República Argentina, 15, México 1, D. F.

Queda hecho el depósito que marca la ley.

IMPRESO EN MÉXICO

PRINTED IN MEXICO

Page 254

TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES 243

Las aportaciones no en dominio pueden crear difíciles problemas en los
casos de ejecución sobre los bienes de la sociedad o sobre el patrimonio del
dueño de los bienes no aportados en dominio. Por eso, entiendo, de acuerdo
con WIELAND,S que el capital social debe estar representado por objetos o dere-
chos valuables en dinero, del exclusivo dominio de la sociedad. Sólo de este
modo puede representar una masa efectiva de responsabilidad y cumplir con las
siguientes condiciones que estimamos básicas:

l' El patrimonio debe responder al valor del capital, pese a todas las
variaciones y modificaciones de su contenido;

2" Las aportaciones distintas al dinero s6lo son admisibles en la medida
en que sean en dominio, de tal modo que si pueden ser objeto de aportación
toda clase de derechos transmisibles, no pueden serlo los simples derechos de
goce, a no ser que se trate de derechos enajenables;

3" las prestaciones de trabajo, como tales, no son susceptibles de aporta-
ción (S. C. j., lnf. 1933, pág. 212).

El capital social representa la cifra teórica límite mínimo del patrimonio
neto, que debe mantenerse durante toda la vida de la sociedad.v

Es indiscutible que por malos negocios o por cualesquiera de los aconteci-
mientos implicados por el riesgo propio de toda empresa, pueden producirse
pérdidas patrimoniales. La leyes impotente para impedir estos fenómenos; pero,
no obstante, regula minuciosamente su repercusión jurídica (arts. 18 a 22), esta-
bleciendo normas que analizaremos con detalle al señalar los principios que
rigen el capital social de las anónimas.

El capital social es aportado por los socios, en su carácter de tales, de modo
que se integra exclusivamente por las aportaciones de aquéllos; si se hicieran
por terceros, la sociedad perdería su naturaleza.w

11. Capital y patrimonio. Sil relación inicial y en el curso de la vida social.
El capital social debe distinguirse netamente del patrimonio social. "Este úl-
timo es la totalidad de los valores patrimoniales reales de la sociedad en un
momento dado. El patrimonio social está expuesto a continuas oscilaciones. El capi-
tal social, por el contrario, es la cifra normalmente constitutiva con que la
sociedad nace, y que le acompaña durante toda su vida." 11 Frente al capital
social como cifra aritmética, debe situarse el -patrimonio social como suma de
valores, como conjunto de todas las relaciones jurídicas de la que es titular

8 Ob. cit., 11, págs. 21 y 22.
9 BRUNETrI, ob, cit., loco cit.; 'WIELAND, ob. cit., pág. 20.
10 BRUNETII, ob, cit., pág. 104.
11 GIERKE, ob. cit., pág. 252.

Page 255

244 JOAQuíN RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ

la sociedad, relaciones de propiedad, de goce, de garantía, sobre bienes corpo-
rales e incorporales.' 2

Inicialmente, el capital nominal debe de presentar aritméticamente el importe
de la suma de valores que constituye el patrimonio social. Por eso se ha dicho
que el capital fundacional representa el patrimonio neto de la sociedad en el
momento de su constítución.w

La divergencia entre patrimonio social y capital social puede surgir desde
el nacimiento mismo de la sociedad o durante la vida de la misma, como conse-
cuencia de su funcionamiento.

Al nacimiento de la sociedad, el capital social puede ser mayor que el patri-
monio social, como consecuencia del lanzamiento de sus acciones al mercado,
por un precio inferior a su valor nominal (bajo la par) 1 cosa que prohibe
expresamente el derecho mexicano (art. 115); pero, en cambio, es normal y
lícito que en la constitución de determinadas empresas intervengan instituciones
de crédito que cobran una comisión sobre el importe de las acciones que se sus-
criben por su mediación, con 10 que resulta que el patrimonio social será inicial-
mente inferior al capital social declarado.'..¡.

El capital social puede ser menor que el patrimonio, cuando la emisión
de las acciones se haga sobre la par, como resultado del prestigio de la institu-
ción que nace o de sus buenas perspectivas económicas.

El capital social puede llegar a ser mayor que el patrimonio social, durante
el funcionamiento de la sociedad, como resultado de las pérdidas experimentadas
por ésta, y el capital social podrá ser menor que el patrimonio social, cuando
a consecuencia de la buena marcha económica, de la prosperidad de la empresa,
hayan aumentado sus reservas, el valor de sus instalaciones o bien cuando haya
adquirido patentes, etc., que en la práctica supongan un valor patrimonial muy
superior al que la empresa contabiliza como capital social.

En el derecho mexicano la existencia de reservas legales (art, 20) hace que
normalmente el capital social sea menor que el patrimonio social, mientras que la
situación contraria sólo puede tener un carácter transitorio que debe corregirse
con una reducción del capital (arts. 18 y 19).

Para concluir, conviene referirse a la imagen que emplea VIVANTE,15 que
afirma que el capital social (capital nominal o abstracto) es como la vasija

12 Ahora bien, que el capital social pueda no coincidir con el patrimonio y que indi-
que un deber jurídico, no autoriza a que se hable del mismo como de una cantidad ficticia.
En este sentido v. WIELAND, ob. cit., pág. 20, nota 12; BAUMBACH, Handelsgesdesetzbucb,
Berlín, 1932, dice en su comentarlo del arto 173 del Cód. Co.: A., que se trata de una cifra
ficticia (Fiktivzah/).

1.1 VIVANTE, ob, cit., 11, núm. 457.
14 BRUNE1'TI, ob. cit., pág. 106.
15 Ob. cit., Il, núm. 457.

Page 508

TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES 499

más límite que el que resulta de las propias disposiciones legales, al establecer
normas permisivas.

Son derechos inmodiiicables todos los que han sido conferidos a alguno
o a algunos por un acto convencional, sin más límite que el que los socios
afectados por la posible modificación o supresión de un derecho accedan a ello,
en la forma prevista en el artículo 195, L. G. S. M.

Son derechos modificables los que según la propia ley pueden tener diverso
alcance, cuando así se dispone en los estatutos.

Son derechos modificables los que los estatutos libremente, sin ser un sim-
ple reflejo de una norma imperativa, conceden a todos los socios.

la teoría de los derechos individuales de los accionistas ha surgido como
una síntesis de dos tesis contradictorias: la que admitía la libre modificabilidad
de los estatutos y la que reclamaba su más rígida inalterabilidad.

FIN DEL TOMO PRIMERO

Page 509

SE ACABÓ DE IMPRIMIR ESTE LIBRO EL DíA

31 DE MAYO DE 1971~ EN LOS TALLERES DE

UNJON GRAFJCA, S. A.
Av. División del Norte, '1521

México 13, D. F.

LA EDICIÓN CONSTA DE 3,000 EJEMPLARES
}.1.~S SOBRANTES PARA REPOSICIÓN

N~ 461

Similer Documents